ORACIÓN CONSCIENTE

Puesto que el ser humano no deja de pensar, siempre está orando. Experimentamos la realidad como el reflejo de nuestros pensamientos y emociones. Como es adentro es afuera, y orar es pedir lo que deseamos manifestar.

Sin embargo, continuamente oramos de manera inconsciente, en general desde un polo negativo, quejándonos, sacrificándonos, odiando lo que ven nuestros ojos, lamentándonos por lo que no es y muchos otros etcéteras.

La oración, entendida como el hecho de rezar, de pedirle a un Dios, se puede interpretar como la demanda de lo que creemos que necesitamos, y desde ahí acumulamos un conjunto de emociones basadas en la escasez, la culpa y el miedo, en las que nos regodeamos.

Pero hay una forma consciente de orar, que nos acerca a la Divinidad, a la paz y al amor, así como a las cualidades de un sueño feliz, como la abundancia, el éxito y la satisfacción en base a la realidad que experimentamos.

Explicado de forma sencilla, podemos decir que todo es vibración, nosotros somos vibración y la realidad que vivimos es acorde a la frecuencia en la que nos encontramos. Siendo esto así, y siendo el sentimiento de gratitud una de las frecuencias de más alta vibración que podemos alcanzar, una persona que agradece profundamente experimentará una realidad acorde a ese sentimiento.

Cuando reconocemos que el mundo en el que nos encontramos es un sueño, una ilusión de formas separadas, únicamente existente en la mente del ser que duerme, y que la verdadera realidad es unidad, paz y amor, podemos aceptar que en esencia no estamos necesitados de nada, ni lo hemos estado nunca. Y es en ese instante de reconocimiento, cuando todo aquello que nuestro corazón anhela, aparece en nuestra vida de una manera simple y natural, con total sincronía.

Propongo un ejercicio muy fácil, cuya práctica no nos lleva más de diez minutos y que es modificable al gusto de cada persona. La actividad se divide en dos partes, la primera se basa en la repetición de una oración como tal, en mi caso he elegido una traducción al español del antiguo Padre Nuestro en arameo, pero podemos crear la nuestra propia o cambiarla por otra con la que resonemos más.

PADRE-MADRE, RESPIRACIÓN DE LA VIDA

 ¡FUENTE DEL SONIDO, ACCIÓN SIN PALABRAS, CREADOR DEL COSMOS!
Haz brillar tu luz dentro de nosotros, entre nosotros y fuera de nosotros, para que podamos hacerla útil.
Ayúdanos a seguir nuestro camino respirando tan sólo el sentimiento que emana de Ti.
Nuestro Yo, en el mismo paso, pueda estar con el Tuyo, para que caminemos como Reyes y Reinas con todas las otras criaturas.
Que tu deseo y el nuestro, sean uno sólo, en toda la Luz, así como en todas las formas, en toda existencia individual, así como en todas las comunidades.
Haznos sentir el alma de la Tierra dentro de nosotros, pues, de esta forma, sentiremos la Sabiduría que existe en todo.
No permitas que la superficialidad y la apariencia de las cosas del mundo nos engañen, y libéranos de todo aquello que impide nuestro crecimiento.
No nos dejes caer en el olvido de que Tú eres el Poder y la Gloria del mundo, la Canción que se renueva de tiempo en tiempo y que todo lo embellece.
QUE TU AMOR ESTÉ SÓLO DONDE CRECEN NUESTRAS ACCIONES.
¡QUÉ ASÍ SEA!

Yo me relajo observando la respiración, junto las manos a la altura del corazón cruzando los dedos y realizo la plegaria tres veces; a continuación paso a la segunda parte del ejercicio.

Todo deseo, todo impulso que nos lleva a actuar con inspiración, que nos dirige con fluidez hacia algo, es un llamamiento de nuestro propio espíritu para experimentar aquello que nos llevará a desarrollarnos, crecer y expandirnos en mayor libertad.

Esta intuición es muy diferente a las necesidades psicológicas que nuestra mente débil y egocéntrica alberga, aunque ambos conceptos, el de necesidad y el de deseo, se suelen confundir.

La segunda actividad consta de una serie de puntos que hacen referencia a cada una de las áreas de nuestra vida que son importantes para nosotros. Cada uno de estos puntos tiene debajo entre cinco y ocho aspectos o cualidades resumidas en forma de palabras o frases cortas representativas de aquello que agradecemos experimentar, esté o no materializado en nuestra realidad actual.

Lo expuesto puede escribirse sencillamente en un folio. La cara A tendrá anotada la oración, y la cara B cada una de las áreas importantes de nuestra vida con sus respectivas cualidades.

Podemos practicar el ejercicio a cualquier hora, siendo recomendable empezar y terminar el día realizando la plegaria para despertar y activarnos con gratitud e irnos a dormir libres de cargas emocionales.

Iniciamos o terminamos cada área con unas palabras de agradecimiento, como se muestra a continuación e intentamos expresarnos con naturalidad, desarrollando cada una de las cualidades expuestas, veamos un ejemplo:

TRABAJO:

– Cohesión –

– Positividad –

– Implicación –

– Respeto –

– Responsabilidad –

– Alta remuneración –

– Facilidad de horario –

– Acorde a mis ideales –

¡Gracias por esta plegaria ya atendida!
Agradezco la cohesión de grupo que experimentamos en nuestra empresa, el buen ambiente, el compañerismo y la positividad que reina. Gracias por el respeto que nos tenemos los unos a los otros, independientemente del puesto que cada uno ocupa, todos nos reconocemos como hermanos en Cristo. Gracias porque nos sentimos implicados en nuestras labores y las realizamos de la mejor manera. Agradezco que esta empresa sea responsable social, política, económica y medioambientalmente, y que trabaje simbióticamente con la naturaleza por el bien común. Muchas gracias porque este empleo me reporta una gran remuneración mensual y disfruto al ver mi cuenta bancaria. Gracias por la facilidad de horario que me permite atender eficaz y cómodamente las otras áreas de mi vida. Y gracias porque la empresa y las funciones que realizo son acordes a mis ideales.

Debemos dejar que estas palabras broten de nosotros espontáneamente, con confianza y sencillez, evitando repetirlas de manera vacía y automática, pues lo importante es sentir de corazón lo que agradecemos.

 

Autor: Edgar Zamora Malagón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s