EL BAÑO DE LA FELICIDAD

He pasado los últimos meses trabajando en el campo, en contacto constante con la naturaleza, lejos de mi amada familia y también del ruido de la urbe. Con mucho espacio para la soledad y la introspección.

 

Algunas lecturas maravillosas que me han acompañado durante este tiempo, las cuales he disfrutado plenamente, que con total seguridad han influenciado el ejercicio que voy a proponer y que deseo recomendar son:

 

EL LIBRO DE SARA,
De Esther y Jerry Hicks, narra la fantástica historia de una niña que se comunica con un búho gigante; una obra que a modo de novela inspira la integración de profundas enseñanzas frescas y universales.

 

LA VIDA TE AMA,
Un libro escrito por Robert Holden, en el que expone el aprendizaje resultado de las charlas y anécdotas con la maestra Luise L. Hay. En este ambos esbozan algunos ejercicios simples que nos ayudan a permitirnos desarrollar el amor propio, a confiar en la sabiduría interior como guía, a disfrutar del ahora abriéndonos a la gratitud, o a reconocer nuestro poder como creadores de la realidad que experimentamos. Una joya básica de la literatura espiritual de nuestro siglo.

 

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO,
Una obra sensacional y desgarradora, en la que Victor Frankl, psiquiatra desarrollador de la logoterapia, explica su experiencia como prisionero en los campos de concentración de la Alemania nazi.  Las palabras de este señor, más allá de contarnos unos hechos que superan con creces muchas de las películas de terror, nos permiten reconocer la capacidad humana para trascender las dificultades y descubrir aquella verdad acerca de nosotros, que nos conviene y orienta.

 

AMISTAD CON DIOS,
Neale Donald Walsch, el escritor de Conversaciones con Dios, mediante un nuevo diálogo personal, que a su vez nos ofrece como ejemplo, propone una singular manera de relacionarnos con la divinidad; reconociendo la posibilidad de forjar un vínculo amistoso con la que no es otra cosa que nuestra esencia más certera.

 

HABLA SETH,
Es la crónica de las experiencias  psíquicas que Jane Roberts tuvo en estado de trance. Una canalización a través de la cual se presta atención a temas relacionados con la vida y la muerte, la realidad cuántica o el poder de la mente sobre la materia, y se exponen perspectivas e informaciones muy interesantes sobre todo ello.

 

Estos textos y algunos otros, junto a mi habitual estudio de Un Curso de Milagros, han sido un fuerte lavado de cerebro que con sinceridad deseaba. Me han inspirado y me han ayudado a recordar.

 

CREATION OF THE BIRD (Remedios Varo)

 

A su vez, la idea que os estoy presentando, surge  gracias a la exploración extracorporal, también conocida como sueños lúcidos. Cuya ejercitación y estudio inicié en la adolescencia y he retomado  en el último año. Esta es una experiencia maravillosa que nos libera de la concepción de un universo físico mecanicista como única realidad y nos abre al infinito campo de posibilidades que nos ofrece la existencia.

 

La dinámica es súper sencilla y hace uso de afirmaciones con las que entramos en un estado de atención plena en el momento presente, que bien podríamos asimilar a un tipo de meditación en movimiento.

 

El objetivo básico y que la convierte en un ejercicio muy relevante es el hecho de naturalizar la práctica meditativa o de sanación personal. Es decir, hacemos de una experiencia cotidiana, a la que generalmente no valoramos ni prestamos atención consciente, una experiencia de conexión con nuestra esencia más amorosa e inocente.

 

Es por ello que también se convierte en una actividad muy recomendable para enseñar a nuestros hijos, cuya imaginación y capacidad de sentir las ideas es enorme y desprende genialidad. Sobre todo a la hora de enfrentar los cambios y novedades que se presentan tan a menudo en su desarrollo. Creo que puede resultar en un juego muy divertido e interesante, que respeta la sabiduría intuitiva innata de los críos, y que a su vez fortalece el vínculo con los papis.

 

Ya somos todo eso que nos decimos mediante las muletillas que usamos en este ejercicio, pero nuestro ego no lo acepta, y es con este con el que nos sentimos identificados gran parte del día y también en nuestros sueños nocturnos. Por lo tanto, la actividad nos puede beneficiar gratamente.

 

Esta práctica, si bien está adaptada a nuestro día a día, no es para nada novedosa; el chamanismo y las medicinas ancestrales ya hacían uso de ejercicios similares para sanar todo tipo de problemáticas, conectar con otras densidades o crear la realidad que les interesaba.

 

El ejercicio lo podemos practicar a diario, siempre y cuando no se convierta en un ritual muerto y automático que carecerá de efecto alguno, ni nos obsesionemos con ello, pues, como ya hemos dicho, cualquier cosa que decretamos ya está en nosotros.

 

THE FALSE MIRROR (René Magritte)

 

Veamos el ejemplo que da nombre a esta propuesta:

 

Abro el agua caliente y mientras me introduzco en la ducha, realizo el siguiente decreto:

– EL AGUA DEL AMOR DE ESPÍRITU le hace saber a todas y cada una de las células de mi cuerpo que son amadas incondicionalmente.

 

Cuando voy a enjabonarme la cabeza, me digo lo siguiente:

– EL CHAMPÚ DE LA PAZ MENTAL relaja el flujo de pensamientos que circulan por mi mente, me aporta confianza y buen humor.

 

Y lo mismo cuando estoy añadiendo el jabón a la esponja:

– Cada parte de mi cuerpo que enjabono con EL GEL DE LA SALUD se ve fortalecida, rejuvenecida y liberada de toda toxina.

 

Yo suelo limpiar mi nariz con agua y sal marina en la ducha casi todos los días, así que en mi caso me digo algo así:

– EL SUERO DEL BUEN RESPIRAR limpia mis vías respiratorias, aumenta mi capacidad pulmonar y optimiza el funcionamiento de mis bronquios.

 

Y mientras estoy aplicando la pasta de dientes en el cepillo, decreto:

– Con EL DENTÍFRICO DE LAS PALABRAS CORRECTAS sé que todo lo que exprese en este día será lo más adecuado y positivo para mí y para el mundo en su conjunto.

 

Al limpiarme los oídos, continúo sintiendo que:

– LOS BASTONCILLOS DE ESCUCHAR LA VERDAD me ayudan a percibir la voz de la sabiduría divina en todo lo que oigo, la cual me guía permanentemente.

 

Y ya cuando comienzo a vestirme, al ponerme la ropa interior me hace gracia sentir lo siguiente:

– LOS CALZONCILLOS DE LA BUENA SUERTE me llevan por líneas temporales positivas y de vibración elevada, en las que los milagros son constantes.

 

Y también:

– LOS CALCETINES DEL PASO FIRME Y SEGURO me facilitan caminar con seguridad y confianza, vaya a donde vaya y a cada paso que doy.

 

Suelo terminar reconociendo que soy uno con mis hermanos, así que al ponerme el desodorante o el after shave, expreso:

– LA COLONIA DE LA BENDICIÓN AL MUNDO les recuerda a todas las personas y seres con los que me encuentro que son amor y alegría en esencia; abundantes en felicidad innata.

 

El baño de la felicidad también puede convertirse en “El almuerzo de la alegría”, en “El entrenamiento de la inmortalidad” o “La limpieza de la casa millonaria”. No tiene límites y lo podemos aplicar a cualquier área y circunstancia de nuestra vida.

 

Con humor, si existe alguna contraindicación, no es otra que el posible abuso de los elementos que utilicemos para el ejercicio. Es decir, que si nos estamos comiendo “Los espaguetis del adelgazamiento” no es necesario que nos comamos tres platos y nos sintamos a punto de reventar, con la intención de bajar de peso, lo cual resultaría en una contradicción. Para el caso de utilizar “El suavizante de las buenas ideas” tampoco es necesario gastar un bote cada vez que lo aplicamos. Alegría, diversión, un punto de locura y de ruptura con lo aparentemente lógico, pero también sentido común, como en todo en la vida.

 

Confío en que esta propuesta te resulte tan útil como lo es para mí. En caso de que sientas cierto escepticismo por sus resultados te animo a saltar por encima del sentido del ridículo y  a probarlo.

 

METAMORPHOSIS (Vladimir Kush)

 

Edgar Zamora Malagón

EL MILAGRO DE LA GRATITUD

INTRODUCCIÓN

La gratitud es una experiencia maravillosa que ha sido el centro de atención de muchas religiones y filosofías del mundo. Sin embargo, la psicología académica y científica, tradicionalmente centrada en el sufrimiento emocional humano,  no inició el estudio de la misma hasta el siglo XXI. Dicha investigación ha resultado ser una importante revolución para la disciplina.

 

La gratitud motiva a estrechar los lazos con la persona, cosa, entidad, idea o experiencia que consideramos benefactora y ayuda a reforzar las relaciones sociales positivas.

 

Estudios desarrollados alrededor del mundo demuestran que la espiritualidad, entendida como la investigación y el desarrollo de las características del espíritu por parte del individuo, mejora la capacidad de las personas para sentirse agradecidas en los diferentes ámbitos de la vida.

 

La gratitud ha sido la base de la oración en multitud de corrientes religiosas. Impregna los textos, enseñanzas y tradiciones espirituales. Se la considera un sentimiento de religiosidad universal.

 

Para el Mundo Hebreo es un componente esencial del acto de culto y forma parte de todos los aspectos de la vida del creyente.

Para el Cristianismo la gratitud es considerada una virtud inspirada en la generosidad de Dios, que guía los pensamientos, emociones y actos de la vida cristiana.

En los escritos del Islam se dice que la gratitud por la abundancia recibida es la garantía de que la misma va a continuar. Y la práctica del Ramadán tiene como objetivo hacer que el creyente se adentre en un profundo estado de gratitud.

 

El desarrollo de la gratitud aumenta el bienestar subjetivo en las personas y reduce la depresión y el estrés. Asimismo propicia la sensación de control y de propósito en la vida. La persona agradecida lidia con las dificultades de manera más positiva, sin eludir los problemas ni caer en la culpabilidad, reinterpretando y aprendiendo de la experiencia, con disposición a buscar ayuda si es necesario.

 

La mente que se beneficia de la gratitud reduce en gran medida la cantidad de pensamientos negativos, lo que permite a la persona dormir y descansar mejor que aquella otra que se acuesta sin control alguno de lo que siente.

 

Trabajos recientes exponen que la gratitud no solo se relaciona en gran medida con la salud mental, sino que es un rasgo necesario en el carácter y de mayor importancia que cualquier otra emoción para el bienestar.

 

La gratitud aumenta la tendencia al altruismo y se correlaciona con la amabilidad, la empatía y la generosidad.

 

 

LAS CUATRO DEUDAS DE GRATITUD BUDISTAS:

Para el budismo, la gratitud es un componente vital en la iluminación, y algunas escuelas han basado su filosofía en las llamadas “Cuatro deudas de Gratitud”:

 

  • La primera deuda es la que uno tiene con todos los seres. Pues es nuestra relación con el mundo la que nos permite abrirnos a la infinita compasión.

 

  • La segunda es la que uno tiene con sus progenitores, que nos han permitido nacer y en la mayoría de los casos han cuidado de nosotros hasta llegar a la edad adulta.

 

  • La tercera es la deuda de gratitud para con el sistema, pues teniendo en cuenta la corrupción reprochable de los gobiernos y demás órganos asociados, lo cierto es que sin dicho entramado serían muy difíciles los avances en salud, educación, seguridad y bienestar.

 

  • Y la cuarta deuda tiene que ver con la gratitud hacia los tres tesoros, los cuales hacen referencia, al Buda, el ser iluminado que perdona y libera al mundo de toda condenación, al Dharma, las enseñanzas que nos dirigen hacia el despertar espiritual, y a la Shanga, la comunidad que nos apoya y acompaña en nuestro proceso.

 

 

EL BÚFALO EN LA CULTURA SIOUX:

Para los Sioux todo en el Universo está vivo. Tanto las rocas como el agua, tanto la Tierra como el cielo, tanto los animales como los seres humanos; para dicha cultura, todo tiene Espíritu.

Los indios entendían que las diferentes formas de existencia son expresiones de conciencia en reinos y realidades diferentes. Asimismo, la naturaleza de todas las cosas es la armonía con el resto, y así se relacionan en un proceso de dar y recibir. Se dice que si aprendemos a dejarnos guiar por la interconexión armoniosa que a todo lo envuelve, descubriremos la plenitud de nuestro propio Espíritu. Y es en esa búsqueda, que a los Sioux se les presentaron los Animales de Poder como espíritus guía y protectores.

 

Uno de los Tótems más característicos es el Búfalo, al cual se le relaciona con la Gratitud. A su vez considerado un símbolo de abundancia. Su carne ofrecía alimento, su piel abrigo y refugio, de sus huesos y tendones se hacían herramientas de todo tipo, e incluso de sus pezuñas se extraía pegamento.

 

Una leyenda proveniente de los Lakota, nos habla de la Mujer Ternero de Búfalo Blanco, que entregó la Pipa Sagrada a la tribu, la cual estaba experimentando un periodo de carencia. Esta Diosa les prometió abundancia siempre y cuando recobraran la conciencia del Gran Espíritu y no se olvidaran de honrar a todos los seres por encima de las apariencias materiales.

 

Así surgió la Medicina de Búfalo, que hace honor a la sagrada gratitud por todas nuestras relaciones y todas las cosas que nos son dadas, así como al reconocimiento de la abundancia presente en el Universo. El Búfalo nos habla de la conexión con el significado de la vida, del valor de la paz y del respeto por el camino de los demás, por muy diferente que resulte del nuestro.

 

 

ALGUNOS VERSÍCULOS BÍBLICOS SOBRE EL AGRADECIMIENTO:

De entre los textos cristianos, los cuales han sido reescritos y tergiversados a lo largo de los años, también encontramos algunos versículos que hacen referencia a la gratitud, como los siguientes:

 

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo”

 

“Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de acción, hacedlo todo en el nombre de Jesús, dando las gracias a Dios Padre por medio de él”.

 

“Gracias a Dios por su don inefable”.

 

“Voy a dar gracias a ti, Señor, de todo corazón; Voy a contar todas tus maravillas”.

 

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”.

 

Como vemos, se nos habla del agradecimiento por el amor de la Divinidad y ante todas las situaciones, así como por los dones que se nos han dado y los milagros que experimentamos. Asimismo se hace referencia a un tipo de plegaria sin ansia ni sacrificio, basada en el agradecimiento.

 

 

DOS LECCIONES DE UN CURSO DE MILAGROS SOBRE LA GRATITUD:

195 (EL AMOR ES EL CAMINO QUE RECORRO CON GRATITUD)

Con esta lección se nos habla de la dificultad de aprender el verdadero significado de la gratitud cuando se observa el mundo desde una perspectiva errónea. Considerando que dicho prisma se basa en el sufrimiento, la escasez y la separación, por lo que la persona que observa no puede sentirse agradecida más que por no estar peor que sus semejantes.

Se nos dice que el amor no hace comparaciones y que la gratitud solo puede ser sincera cuando va acompañada de amor puesto que se trata de un aspecto del mismo. Se nos invita a agradecer el hecho de que todas las cosas hallen la libertad junto con nosotros, puesto que en la libertad psicológica no se deja a nada ni a nadie fuera. También se nos invita a perdonar la totalidad del mundo con la premisa de que solo cuando nuestro perdón sea total también lo será nuestra gratitud.

En el Curso se expresa que la gratitud es el único pensamiento con el que se sustituye toda percepción basada en el miedo y que con ésta se allana el camino y se acorta la duración del aprendizaje que nos dirige al fin del sueño de la dualidad.

 

197 (NO PUEDE SER SINO MI PROPIA GRATITUD LA QUE ME GANO)

En esta lección se nos habla de la gratitud condicionada por el resultado. Si tras expresar amabilidad y perdón por nuestra parte, no recibimos muestras externas de gratitud, nuestras buenas intenciones se convierten en ataque y culpabilidad proyectada. Con lo cual no logramos abandonar la prisión que nosotros mismos hemos creado.

Un Curso de Milagros nos dice que el mundo agradece ser liberado de nuestras propias ilusiones y nos insta a darnos las gracias a nosotros mismos, pues la liberación del mundo es el reflejo de la nuestra propia.

El curso también explica que no importa que nuestro buen hacer a nivel mental parezca estar siendo despreciado por otra persona, pues una parte en su mente se une a la nuestra en señal de gratitud y dicho acto se acepta universalmente. De esta manera se pone de manifiesto que todo regalo que hacemos nos lo estamos haciendo a nosotros mismos.

Finalmente expresa que con el fin de la creencia en la gratitud condicionada, el miedo desaparece. Y se nos nombra dignos de toda gratitud por llevar en nuestro interior la propia divinidad. Instándonos a dar gracias según las recibimos y a que no abriguemos sentimiento alguno de ingratitud hacia nadie.

 

 

UN BREVE EXPERIMENTO DE FÍSICA CUÁNTICA:

El instituto HeartMarth de California realizó un experimento titulado “Efectos locales  y no locales de frecuencias coherentes del corazón y cambios en la conformación del ADN”.

 

Se tomaron muestras de ADN de placenta humana por ser la forma más pura de ADN. Se las colocó en recipientes donde podían medirse los cambios en el mismo y se distribuyeron a varios investigadores especialmente entrenados para generar en si mismos fuertes emociones.

 

Lo que se descubrió es que la forma del ADN cambia de acuerdo a dichos sentimientos.

 

Cuando los investigadores sintieron gratitud, amor y aprecio, el ADN respondió relajándose y sus filamentos se estiraron, haciéndose más largo.

 

Cuando sintieron rabia, miedo o estrés, el ADN se contrajo, haciéndose más corto, apagándose a su vez muchos de sus códigos.

 

Dichos códigos volvieron a conectarse cuando los investigadores sintieron gratitud, amor y aprecio de nuevo.

 

Tras los resultados, este mismo experimento se aplicó a pacientes con VIH positivo. Se descubrió que los sentimientos positivos mencionados crearon 300.000 veces mayor respuesta inmune que la que tuvieron sin ellos.

 

Los expertos dicen que los efectos de la gratitud, el amor y el aprecio van más allá de ser simples efectos electromagnéticos. Pues los individuos entrenados para sentir profundo amor y gratitud son capaces de modificar la forma del ADN.

 

En esencia, el experimento confirma que a través de la frecuencia vibratoria de nuestras emociones podemos influenciar el tejido energético que nos conecta con el universo.

 

 

UNA DINÁMICA SENCILLA PARA EL DESARROLLO DE LA GRATITUD:

 

Esta es una dinámica que trabaja con la mente subconsciente. El objetivo no es otro que el de desarrollar una mentalidad agradecida, cuyo efecto sobre la realidad es el apoyo en la consecución de lo que se desea.

 

Para ello nos vamos a tomar los últimos cinco minutos del día, desde que nos acostamos, hasta que entramos en el estado de somnolencia y finalmente nos dormimos.

 

La mayoría de personas utilizan esos minutos para repasar aquello que no les gusta, lo que no funciona, las recientes heridas emocionales y todo lo que desearían que no sucediera. Esa preocupación y malestar es una programación mental inconsciente que tendrá un efecto tanto en la forma como en el contenido de nuestras vidas.

 

La mente subconsciente es impersonal y no distingue entre lo que se está sintiendo y lo que está sucediendo en la vida, y sin embargo se mantiene alineada con la mente subconsciente universal, que se expresa a través de un entramado energético del que formamos parte y que nos une con el resto de la creación.

 

Es por lo anterior que resulta provechoso alejarse de la conciencia basada en el miedo, sobretodo antes de irnos a dormir. De manera que podemos programar nuestra mente subconsciente con aquello que imaginamos conscientemente.

 

Dejamos a un lado las instrucciones con base en el miedo, como podrían ser “estoy enfermo, soy pobre e infeliz”, y nos enfocamos en aquello que forma parte de nuestra verdadera esencia, como por ejemplo “estoy bien, me siento satisfecho y soy afortunado”.

 

Al despertar podemos hacer exactamente lo mismo, agradeciendo y bendiciendo el día que comienza.

 

Se puede entrar en un estado de gratitud, independientemente de que creamos que nos estamos engañando a nosotros mismos. Pues lo tomamos como si de un juego se tratase y en ese momento dejamos de atender a nuestros sentidos, los medios de comunicación e internet, las opiniones ajenas y cualquier cosa que hayamos visto o escuchado. Y con la sensación del cumplimiento de todo deseo, reconocemos que todo lo que deseamos atraer y experimentar en nuestra vida comienza con lo que colocamos en nuestra imaginación.

 

Obviamente modificar los patrones de conducta psicológica no es fácil, suele requerir de tiempo, mucha disposición y voluntad.

 

La idea básica, más allá de las añadiduras que animan a nuestro ego y que hacen más divertida dicha dinámica, es que el estado de gratitud comience a monopolizar nuestra atención mientras nos relajamos para dormir.

 

 

Autor: Edgar Zamora Malagón