3. CONFLICTOS LABORALES:

Esta noche me sentía frustrado, decepcionado, olvidado y enfadado en relación a mi empleo.

 

No es necesario que entre en detalles porque todos hemos podido experimentar dichas emociones y sus pensamientos acordes de separación y culpa.

 

Me estaba costando ver a mis compañeros como hermanos en Cristo. Podría decir que estaba teniendo interferencias en mi relación con el Espíritu Santo. El ego se estaba apoderando de mi experiencia.

 

Obviamente algo tenía que hacer, o dejar de hacer, según se mire. He exigido un cambio positivo, he justificado mi criterio, me he nombrado merecedor de todo lo bueno, y me he engañado un buen rato creyendo que las fantasías del mundo ilusorio podrían salvarme de algún modo…

 

Así que tomando el café del descanso, a las tres de la mañana, me he rendido y me he abierto a escuchar. Actualmente repaso el curso a través de un audiolibro con voz femenina muy agradable; pues he activado la grabación, que se encontraba en algún punto del capítulo catorce, llamado LAS ENSEÑANZAS EN FAVOR DE LA VERDAD, y lo primero y único que he escuchado ha sido lo siguiente:

 

“Siempre que tengas dudas acerca de lo que debes hacer, piensa en su presencia (la del Espíritu Santo) y repite para tus adentros esto y solo esto:

ÉL ME GUÍA Y CONOCE EL CAMINO QUE YO NO CONOZCO, MAS NUNCA ME PRIVARÁ DE LO QUE QUIERE QUE YO APRENDA, POR ESO CONFÍO EN QUE ME COMUNICARÁ TODO LO QUE SABE POR MI.

Déjale entonces que te enseñe quedamente como percibir tu inocencia (y la de tus hermanos), la cual está ya ahí.”

 

Por un breve momento he tenido lo que el Curso denomina un “Instante Santo”. No puedo decir que tras ello mi mente haya retornado a la paz y a la confianza completa, porque me he vuelto a sumergir en el sueño como si de la realidad se tratase, pero he podido reconocer donde está la verdad y hacia dónde quiero dirigirme. Será  cuestión de entrenamiento… Hoy tengo una nueva oportunidad para perdonar.

 

Edgar Zamora Malagón

 

EL GRITO (Edvard Munch)

2. SOLTAR LASTRE

Un Curso De Milagros habla de la noche oscura del alma. Una noche que puede alargarse mucho en el tiempo.

Llega un momento para un estudiante en que el dominio del ego debe ser resquebrajado por completo. Cuando todo le parece ir bien al personaje, y sucede algo que pone de relieve las expectativas de futuro y la falta de aceptación y gozo del momento presente; al estudiante solo le queda darse cuenta del teatro. La culpa, el miedo, el odio, no pueden justificarse ya, pero parecen estar ahí y las situaciones se encargan de que salgan totalmente a la luz.

Estás agotado, ya no puedes más, cargas un lastre que sientes tan pesado… que solo puedes soltar.

Que le den al éxito del mundo, a mejorar para ser aceptado, que le den a ver separación, agonía y tristeza, y al hacer de ello algo real.

Perdón, perdón desinteresado, perdón sin justificación, perdón total, universal, a ti y a mí, al pasado y al mañana;  al tiempo y al espacio. Perdón al asesino y perdón al violador, perdón al insulto y al alago, perdón a la guerra, perdón al amor y al odio especial, perdón a la víctima y al verdugo.

Perdón y gracias porque no tengo que ser alguien, porque te quiero sin necesidad de que me quieras tú también, porque acepto sin resignarme. Gracias porque ahora solo contemplo a un Maestro y no es del mundo.

La vida que muere no puede ser vida. El bien cuando hay mal no puede ser bien. Si hay vida, solo hay vida. Si hay bien, solo hay bien. Así es en la eternidad, y así decido ver. Si no hay risa, si no hay paz, si no hay alegría y amor infinito, no se están entendiendo las enseñanzas.

Edgar Zamora Malagón

 

OLIVOS ( Vincent van Gogh)

1. LA VIDA IRREAL

– La vida es un sueño a ojos de la mente recta. El ego se mueve en un campo de infinitas partes separadas, pero en el fondo solo existe un ego, y más en el fondo aun, el ego es ilusorio; una idea en la mente del hijo de Dios.

– La vida es un símbolo de lo que nunca será real. El mundo no existe fuera de nosotros, igual que nosotros no existimos fuera de la divinidad. Nos acercamos a casa con cada acto de perdón; en verdad nunca nos fuimos del hogar y el perdonar es una herramienta que lo único que hace es desvanecer el oscuro camino que creímos recorrer.

– La vida, entendida como la experiencia humana, donde hay un adentro y un afuera, no es real. A la luz de la verdad el tiempo es presente. Hemos querido ver un orden en el universo, una simbiosis perfecta, pero dos árboles  en un mismo espacio compiten por sobrevivir. No hay un equilibrio perfecto ahí afuera, pero puedes reconocer en lo que ves el reflejo de tus pensamientos y perdonarlos por lo que no está sucediendo, pues absolutamente nada pasa más allá de la paz perfecta.

Edgar Zamora Malagón

 

EL JARDÍN DE LAS DELICIAS (Hieronymus van Aeken Bosch)

EXPERIENCIAS A LA LUZ DE UCDM

Experiencias a la luz de Un Curso De Milagros es mi excusa para compartir con los demás aquello que me gusta y que creo que se me da bien, mientras me permito profundizar en el estudio de la que probablemente sea la obra más importante de la literatura espiritual del Siglo XX, de una manera que no había hecho hasta ahora.

 

Llevo una década practicando Chikung y Meditación, herramientas que considero, me han ayudado a mantener un cuerpo fuerte y sano y una mente despejada. No me apetece vender un curso, ni ofrecer clases superficiales. Y no considero que esas prácticas por si mismas puedan curar a nadie a ningún nivel. Pero es algo que forma parte de mi persona, y quiero compartirlo con quien quiera aprender, con responsabilidad y buen hacer, pero de manera desenfadada, sin necesidad de vestirnos de asiáticos ni de mantener ningún rol teatral entre maestro y alumnos, que solo nos ata y limita.

 

En los últimos años he practicado varias Artes Marciales y me estoy formando profesionalmente en Kungfu. No soy un experto, apenas he competido un par de veces y en ambas me han dado una paliza, pero entreno fervientemente y puedo ofrecer algunas bases para trabajar la musculatura, la flexibilidad, el cardio y la técnica, y enfocarnos juntos en la defensa personal.

 

Tampoco soy un ecologista modelo, ni siquiera me esfuerzo mucho en reciclar, pero me apasiona la naturaleza, disfrutar de los entornos y conocer la flora y la fauna que nos envuelve, ¿por qué no dejar que otros me acompañen y enseñarle a la gente lo que he aprendido? Además, creo que las caminatas por el campo, las salidas botánicas o las quedadas para limpiar los espacios verdes, pueden resultar muy divertidas y enriquecedoras.

 

A lo largo de mi vida me he introducido en proyectos tales como el desarrollo de una ecoaldea o el de un colegio permacultural; hoy puedo dar gracias de que esos castillos de arena se derrumbasen. He estudiado desde el teatro social a la pedagogía del oprimido, la vida en comunidad y la mediación de conflictos. Ahora estudio Educación Social y me he incorporado al Círculo de Podemos del pueblo. Pero sigo sin tener ni zorra idea de socializar, y eventualmente experimento cierta fobia social. Sin embargo, Un Curso De Milagros dice que las imágenes de mis hermanos son símbolos de lo que se halla en mi inconsciente, y que sin ellos, la culpa no consciente permanecería oculta por siempre y no tendría manera de liberarme de ella. Es por ello que estoy agradecido con los demás y que siento el deber de relacionarme, pues nos necesitamos mutuamente.

 

Puesto que no me considero Maestro del Curso, pues solo soy un estudiante y no me siento capacitado para facilitarle dicho aprendizaje a nadie. Lo que propongo, son quedadas semanales de una hora de duración, y eventos mensuales de fin de semana, en los que estudiar juntos el texto y los ejercicios, para luego practicar dichas enseñanzas dentro de ámbitos tales como los expuestos: haciendo deporte y aprendiendo a defendernos, practicando la meditación o la gimnasia china, saliendo a disfrutar de la naturaleza o llevando a cabo prácticas de responsabilidad comunitaria y medioambiental de forma autodidacta o en colaboración con entidades que se dedican a ello.

 

Considero que esta propuesta es un experimento en el que todos los partícipes vamos a tener la oportunidad de aprender, es por ello que no quiero ponerle un precio a la actividad. Aunque a nadie le amarga un dulce, yo ya tengo mi trabajo, así que he pensado que lo adecuado en este caso es permitir que cada cual aporte lo que quiera y buenamente pueda, mientras dé para pagar la sala, los materiales y otros gastos que resulten necesarios, me doy por satisfecho.

 

La experiencia comienza en Septiembre de 2018 y se llevará a cabo en Valls. He creado un grupo de Facebook al que pueden incorporarse todas aquellas personas interesadas y que decidan asistir presencialmente a los actos. En el mismo publicaré todo lo que sienta conveniente y que esté relacionado con lo que nos atañe.

 

Bien, le he pedido al Espíritu Santo que se exprese a través de mí para escribir este texto de presentación y confío en que haya sido así. Si tienes alguna duda estaré encantado de responderte, puedes escribirme a través de las redes sociales, email o teléfono.

 

Un cordial saludo.

Edgar Zamora Malagón

 

WEB: www.edgarzamoramalagon.com
FACEBOOK: https://www.facebook.com/edgarzamoramalagonweb/
TWITTER: https://twitter.com/EdgarZamoraWEB
EMAIL: edgarzamoramalagon@outlook.es
TLF: 695971044

EL MILAGRO DE LA GRATITUD

INTRODUCCIÓN

La gratitud es una experiencia maravillosa que ha sido el centro de atención de muchas religiones y filosofías del mundo. Sin embargo, la psicología académica y científica, tradicionalmente centrada en el sufrimiento emocional humano,  no inició el estudio de la misma hasta el siglo XXI. Dicha investigación ha resultado ser una importante revolución para la disciplina.

 

La gratitud motiva a estrechar los lazos con la persona, cosa, entidad, idea o experiencia que consideramos benefactora y ayuda a reforzar las relaciones sociales positivas.

 

Estudios desarrollados alrededor del mundo demuestran que la espiritualidad, entendida como la investigación y el desarrollo de las características del espíritu por parte del individuo, mejora la capacidad de las personas para sentirse agradecidas en los diferentes ámbitos de la vida.

 

La gratitud ha sido la base de la oración en multitud de corrientes religiosas. Impregna los textos, enseñanzas y tradiciones espirituales. Se la considera un sentimiento de religiosidad universal.

 

Para el Mundo Hebreo es un componente esencial del acto de culto y forma parte de todos los aspectos de la vida del creyente.

Para el Cristianismo la gratitud es considerada una virtud inspirada en la generosidad de Dios, que guía los pensamientos, emociones y actos de la vida cristiana.

En los escritos del Islam se dice que la gratitud por la abundancia recibida es la garantía de que la misma va a continuar. Y la práctica del Ramadán tiene como objetivo hacer que el creyente se adentre en un profundo estado de gratitud.

 

El desarrollo de la gratitud aumenta el bienestar subjetivo en las personas y reduce la depresión y el estrés. Asimismo propicia la sensación de control y de propósito en la vida. La persona agradecida lidia con las dificultades de manera más positiva, sin eludir los problemas ni caer en la culpabilidad, reinterpretando y aprendiendo de la experiencia, con disposición a buscar ayuda si es necesario.

 

La mente que se beneficia de la gratitud reduce en gran medida la cantidad de pensamientos negativos, lo que permite a la persona dormir y descansar mejor que aquella otra que se acuesta sin control alguno de lo que siente.

 

Trabajos recientes exponen que la gratitud no solo se relaciona en gran medida con la salud mental, sino que es un rasgo necesario en el carácter y de mayor importancia que cualquier otra emoción para el bienestar.

 

La gratitud aumenta la tendencia al altruismo y se correlaciona con la amabilidad, la empatía y la generosidad.

 

 

LAS CUATRO DEUDAS DE GRATITUD BUDISTAS:

Para el budismo, la gratitud es un componente vital en la iluminación, y algunas escuelas han basado su filosofía en las llamadas “Cuatro deudas de Gratitud”:

 

  • La primera deuda es la que uno tiene con todos los seres. Pues es nuestra relación con el mundo la que nos permite abrirnos a la infinita compasión.

 

  • La segunda es la que uno tiene con sus progenitores, que nos han permitido nacer y en la mayoría de los casos han cuidado de nosotros hasta llegar a la edad adulta.

 

  • La tercera es la deuda de gratitud para con el sistema, pues teniendo en cuenta la corrupción reprochable de los gobiernos y demás órganos asociados, lo cierto es que sin dicho entramado serían muy difíciles los avances en salud, educación, seguridad y bienestar.

 

  • Y la cuarta deuda tiene que ver con la gratitud hacia los tres tesoros, los cuales hacen referencia, al Buda, el ser iluminado que perdona y libera al mundo de toda condenación, al Dharma, las enseñanzas que nos dirigen hacia el despertar espiritual, y a la Shanga, la comunidad que nos apoya y acompaña en nuestro proceso.

 

 

EL BÚFALO EN LA CULTURA SIOUX:

Para los Sioux todo en el Universo está vivo. Tanto las rocas como el agua, tanto la Tierra como el cielo, tanto los animales como los seres humanos; para dicha cultura, todo tiene Espíritu.

Los indios entendían que las diferentes formas de existencia son expresiones de conciencia en reinos y realidades diferentes. Asimismo, la naturaleza de todas las cosas es la armonía con el resto, y así se relacionan en un proceso de dar y recibir. Se dice que si aprendemos a dejarnos guiar por la interconexión armoniosa que a todo lo envuelve, descubriremos la plenitud de nuestro propio Espíritu. Y es en esa búsqueda, que a los Sioux se les presentaron los Animales de Poder como espíritus guía y protectores.

 

Uno de los Tótems más característicos es el Búfalo, al cual se le relaciona con la Gratitud. A su vez considerado un símbolo de abundancia. Su carne ofrecía alimento, su piel abrigo y refugio, de sus huesos y tendones se hacían herramientas de todo tipo, e incluso de sus pezuñas se extraía pegamento.

 

Una leyenda proveniente de los Lakota, nos habla de la Mujer Ternero de Búfalo Blanco, que entregó la Pipa Sagrada a la tribu, la cual estaba experimentando un periodo de carencia. Esta Diosa les prometió abundancia siempre y cuando recobraran la conciencia del Gran Espíritu y no se olvidaran de honrar a todos los seres por encima de las apariencias materiales.

 

Así surgió la Medicina de Búfalo, que hace honor a la sagrada gratitud por todas nuestras relaciones y todas las cosas que nos son dadas, así como al reconocimiento de la abundancia presente en el Universo. El Búfalo nos habla de la conexión con el significado de la vida, del valor de la paz y del respeto por el camino de los demás, por muy diferente que resulte del nuestro.

 

 

ALGUNOS VERSÍCULOS BÍBLICOS SOBRE EL AGRADECIMIENTO:

De entre los textos cristianos, los cuales han sido reescritos y tergiversados a lo largo de los años, también encontramos algunos versículos que hacen referencia a la gratitud, como los siguientes:

 

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo”

 

“Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de acción, hacedlo todo en el nombre de Jesús, dando las gracias a Dios Padre por medio de él”.

 

“Gracias a Dios por su don inefable”.

 

“Voy a dar gracias a ti, Señor, de todo corazón; Voy a contar todas tus maravillas”.

 

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”.

 

Como vemos, se nos habla del agradecimiento por el amor de la Divinidad y ante todas las situaciones, así como por los dones que se nos han dado y los milagros que experimentamos. Asimismo se hace referencia a un tipo de plegaria sin ansia ni sacrificio, basada en el agradecimiento.

 

 

DOS LECCIONES DE UN CURSO DE MILAGROS SOBRE LA GRATITUD:

195 (EL AMOR ES EL CAMINO QUE RECORRO CON GRATITUD)

Con esta lección se nos habla de la dificultad de aprender el verdadero significado de la gratitud cuando se observa el mundo desde una perspectiva errónea. Considerando que dicho prisma se basa en el sufrimiento, la escasez y la separación, por lo que la persona que observa no puede sentirse agradecida más que por no estar peor que sus semejantes.

Se nos dice que el amor no hace comparaciones y que la gratitud solo puede ser sincera cuando va acompañada de amor puesto que se trata de un aspecto del mismo. Se nos invita a agradecer el hecho de que todas las cosas hallen la libertad junto con nosotros, puesto que en la libertad psicológica no se deja a nada ni a nadie fuera. También se nos invita a perdonar la totalidad del mundo con la premisa de que solo cuando nuestro perdón sea total también lo será nuestra gratitud.

En el Curso se expresa que la gratitud es el único pensamiento con el que se sustituye toda percepción basada en el miedo y que con ésta se allana el camino y se acorta la duración del aprendizaje que nos dirige al fin del sueño de la dualidad.

 

197 (NO PUEDE SER SINO MI PROPIA GRATITUD LA QUE ME GANO)

En esta lección se nos habla de la gratitud condicionada por el resultado. Si tras expresar amabilidad y perdón por nuestra parte, no recibimos muestras externas de gratitud, nuestras buenas intenciones se convierten en ataque y culpabilidad proyectada. Con lo cual no logramos abandonar la prisión que nosotros mismos hemos creado.

Un Curso de Milagros nos dice que el mundo agradece ser liberado de nuestras propias ilusiones y nos insta a darnos las gracias a nosotros mismos, pues la liberación del mundo es el reflejo de la nuestra propia.

El curso también explica que no importa que nuestro buen hacer a nivel mental parezca estar siendo despreciado por otra persona, pues una parte en su mente se une a la nuestra en señal de gratitud y dicho acto se acepta universalmente. De esta manera se pone de manifiesto que todo regalo que hacemos nos lo estamos haciendo a nosotros mismos.

Finalmente expresa que con el fin de la creencia en la gratitud condicionada, el miedo desaparece. Y se nos nombra dignos de toda gratitud por llevar en nuestro interior la propia divinidad. Instándonos a dar gracias según las recibimos y a que no abriguemos sentimiento alguno de ingratitud hacia nadie.

 

 

UN BREVE EXPERIMENTO DE FÍSICA CUÁNTICA:

El instituto HeartMarth de California realizó un experimento titulado “Efectos locales  y no locales de frecuencias coherentes del corazón y cambios en la conformación del ADN”.

 

Se tomaron muestras de ADN de placenta humana por ser la forma más pura de ADN. Se las colocó en recipientes donde podían medirse los cambios en el mismo y se distribuyeron a varios investigadores especialmente entrenados para generar en si mismos fuertes emociones.

 

Lo que se descubrió es que la forma del ADN cambia de acuerdo a dichos sentimientos.

 

Cuando los investigadores sintieron gratitud, amor y aprecio, el ADN respondió relajándose y sus filamentos se estiraron, haciéndose más largo.

 

Cuando sintieron rabia, miedo o estrés, el ADN se contrajo, haciéndose más corto, apagándose a su vez muchos de sus códigos.

 

Dichos códigos volvieron a conectarse cuando los investigadores sintieron gratitud, amor y aprecio de nuevo.

 

Tras los resultados, este mismo experimento se aplicó a pacientes con VIH positivo. Se descubrió que los sentimientos positivos mencionados crearon 300.000 veces mayor respuesta inmune que la que tuvieron sin ellos.

 

Los expertos dicen que los efectos de la gratitud, el amor y el aprecio van más allá de ser simples efectos electromagnéticos. Pues los individuos entrenados para sentir profundo amor y gratitud son capaces de modificar la forma del ADN.

 

En esencia, el experimento confirma que a través de la frecuencia vibratoria de nuestras emociones podemos influenciar el tejido energético que nos conecta con el universo.

 

 

UNA DINÁMICA SENCILLA PARA EL DESARROLLO DE LA GRATITUD:

 

Esta es una dinámica que trabaja con la mente subconsciente. El objetivo no es otro que el de desarrollar una mentalidad agradecida, cuyo efecto sobre la realidad es el apoyo en la consecución de lo que se desea.

 

Para ello nos vamos a tomar los últimos cinco minutos del día, desde que nos acostamos, hasta que entramos en el estado de somnolencia y finalmente nos dormimos.

 

La mayoría de personas utilizan esos minutos para repasar aquello que no les gusta, lo que no funciona, las recientes heridas emocionales y todo lo que desearían que no sucediera. Esa preocupación y malestar es una programación mental inconsciente que tendrá un efecto tanto en la forma como en el contenido de nuestras vidas.

 

La mente subconsciente es impersonal y no distingue entre lo que se está sintiendo y lo que está sucediendo en la vida, y sin embargo se mantiene alineada con la mente subconsciente universal, que se expresa a través de un entramado energético del que formamos parte y que nos une con el resto de la creación.

 

Es por lo anterior que resulta provechoso alejarse de la conciencia basada en el miedo, sobretodo antes de irnos a dormir. De manera que podemos programar nuestra mente subconsciente con aquello que imaginamos conscientemente.

 

Dejamos a un lado las instrucciones con base en el miedo, como podrían ser “estoy enfermo, soy pobre e infeliz”, y nos enfocamos en aquello que forma parte de nuestra verdadera esencia, como por ejemplo “estoy bien, me siento satisfecho y soy afortunado”.

 

Al despertar podemos hacer exactamente lo mismo, agradeciendo y bendiciendo el día que comienza.

 

Se puede entrar en un estado de gratitud, independientemente de que creamos que nos estamos engañando a nosotros mismos. Pues lo tomamos como si de un juego se tratase y en ese momento dejamos de atender a nuestros sentidos, los medios de comunicación e internet, las opiniones ajenas y cualquier cosa que hayamos visto o escuchado. Y con la sensación del cumplimiento de todo deseo, reconocemos que todo lo que deseamos atraer y experimentar en nuestra vida comienza con lo que colocamos en nuestra imaginación.

 

Obviamente modificar los patrones de conducta psicológica no es fácil, suele requerir de tiempo, mucha disposición y voluntad.

 

La idea básica, más allá de las añadiduras que animan a nuestro ego y que hacen más divertida dicha dinámica, es que el estado de gratitud comience a monopolizar nuestra atención mientras nos relajamos para dormir.

 

 

Autor: Edgar Zamora Malagón

 

 

EL PERDÓN DEL SUEÑO

El objetivo de la siguiente oración es la plena paz interior.

 

EL UNIVERSO ES UN SUEÑO.

PERDONO AL MUNDO,

PUES SOLO VEO EL REFLEJO DE MIS PROPIAS ILUSIONES.

PERDONO A MIS HERMANOS

POR TODO LO QUE NO HAN HECHO.

Y ASÍ ME PERDONO A MI MISMO;

DIOS ES.

 

 

Para su comprensión y verdadero efecto, resulta interesante estudiar brevemente algunos de los términos bajo la guía de Un Curso De Milagros.

 

UNIVERSO / SUEÑO / ILUSIONES: En esta línea de conocimiento se concibe la creación en su totalidad como un constructo artificial e imaginario, diseñado por una mente dormida.

 

PERDÓN / MUNDO / HERMANOS: Cada individuo es parte de esa mente que está teniendo un sueño de separación. El mundo que el sujeto experimenta se le presenta como la proyección de la propia culpa interna, ya sea consciente o no de ello. Por lo tanto, cuando en la oración expresamos el concepto del perdón, no lo hacemos referenciando el acto de perdonar objetos, personas o experiencias externas de las cuales somos o hemos sido víctimas. Más bien estamos comprendiendo que no hay un mundo ahí afuera que nos pueda causar ningún mal, y que cada persona con la que nos encontramos, no solo no deja de actuar en una fantasía aparentemente real, sino que en esencia está unida a nosotros y nos muestra cuan culpables nos sentimos.

 

DIOS ES: Finalmente, al verbalizar dicha expresión, estamos haciendo referencia a ese estado de gracia, ajeno a la creación dualista, del que nunca nos hemos separado, pues solo hemos olvidado nuestra verdadera naturaleza por un instante superfluo.

 

Tras estas últimas palabras se hace el silencio y nos permitimos sentir la paz y el amor que somos.

 

AUTOR: Edgar Zamora Malagón

ORACIÓN SIMPLE PARA EL DÍA A DÍA

A los estudiantes de Un Curso De Milagros se nos muestran  una serie de conceptos que en ocasiones no nos resultan fáciles de entender y generalmente requerimos de cierto tiempo para integrar su significado completo. Veamos algunos de ellos junto con definiciones sencillas de los mismos:

 

Expiación: Hace referencia al deshacimiento de la percepción errónea de la realidad y de sus aparentes efectos.

Santificación: El reconocimiento de que todo lo que se aparta de la paz resulta inocuo.

Espíritu Santo: Es el espacio de plena conciencia de la unión de todos los seres con la divinidad.

Extensión: La expansión de las cualidades divinas hacia el universo.

Instante Santo: La experiencia de vivir el presente libre de interpretaciones.

 

Con el fin de facilitar que nuestro día a día sea una experiencia educativa, sana y feliz, he desarrollado una pequeña oración, fácil de recordar y que nos guía hacia la conciencia correcta. Yo la utilizo en cualquier instante que me permita poner atención en su contenido. Me resultan adecuados momentos tales como cuando estoy haciendo el café de la mañana, o cuando me estoy duchando, caminando hacia algún lugar o simplemente paseando por el campo,  e incluso cuando conduzco hacia el trabajo.

 

La Oración dice así:

 

– Gracias por la Expiación de todo pensamiento, palabra, emoción o acción que pueda aparentar apartarme de la Paz y el Amor de Dios.

– Gracias por la Santificación de mi relación con mi cuerpo, con mi mente y con el mundo.

– Gracias Espíritu Santo por expresarte a través de mí y hacer de mi cuerpo y de mi mente un recipiente de tu Sabiduría y Compasión.

– Gracias por la Extensión de la Bendición Divina hacia el mundo.

– Gracias porque el día de hoy es un Instante Santo.

 

Fijémonos en que en dicha plegaria no estamos pidiendo, sino que agradecemos lo que ya es, para así apartarnos de la percepción de necesidad y seguir creciendo en la gratitud.

 

 

AUTOR: Edgar Zamora Malagón

 

DIBUJA TUS DESEOS

En esta ocasión vamos a ver un ejercicio fácil y divertido que podemos realizar en la intimidad o junto a nuestros hijos. No se trata de otra cosa que de dibujar con plena atención aquello que deseamos experimentar o que simplemente agradecemos en las diferentes áreas de nuestra vida. Desde el trabajo a la pareja, los estudios o las aficiones, la salud o el dinero.

El estilo es libre, no es necesario limitarnos al dibujo, también podemos hacer un collage o una mezcla de ambos. Realizaremos imágenes de cada una de las áreas por separado o una mayor en la que se mezclen todas ellas, siempre y cuando seamos capaces de discernir en la misma aquello que hemos querido plasmar.

Lo importante es que nos divirtamos y que seamos creativos. Obviamente no se trata de demostrar ningún tipo de talento para el dibujo y la pintura, por lo que nuestra intención no estará puesta en hacer el dibujo más perfecto sino el más acorde a nuestra inspiración. Si nos perdemos en la necesidad mental de que nos salga perfecto estaremos alejándonos del motivo de la experiencia y arruinando un precioso momento.

 

Una vez terminado el proceso creativo, que habremos tratado de enfocar como un instante santo, de divertimiento. Utilizaremos dichas imágenes como complemento a nuestras oraciones. En este caso, tras una plegaria con la que alinearnos con nuestra Mente Recta, dejaremos las palabras a un lado para centrarnos únicamente en el ejercicio de imaginar nuestra realidad desde la perspectiva de un sueño feliz, utilizando nuestros dibujos como guía y refuerzo para nuestra imaginación.

 

La plegaria que propongo para este ejercicio es un bonito y antiguo llamamiento a la paz con el que me siento en total coherencia. Podemos repetirla tres veces tras haber realizado algunas respiraciones para relajarnos. Es la siguiente:

 

ORACIÓN DE SAN FRANCISCO DE ASÍS

Señor, hazme instrumento de tu Paz,

Que donde haya odio, siembre yo Amor,

Donde haya injuria, Perdón

Donde haya duda, Fe

Donde haya desesperación, Esperanza

Donde haya sombra, Luz

Donde haya tristeza, Alegría.

Divino Maestro

Concédeme que no busque ser consolado, sino consolar

Que no busque ser comprendido, sino comprender

Que no busque ser amado, sino amar.

Porque dando es como recibo

Perdonando es como tú me perdonas;

Y muriendo en ti, nazco para la vida eterna.

AMÉN

 

Sin recrearnos en exceso para no despistarnos, cerraremos los ojos e iremos repasando cada área, viendo en nuestro interior las situaciones propicias, tratando de ver los colores, de sentir los olores, tocaremos en nuestra imaginación, escucharemos el sonido y experimentaremos como nos relacionamos en nuestro interior con aquello que hemos decidido. El objetivo será el de captar la esencia de las experiencias, agradeciendo tanto lo que ya es como lo que está por venir.

 

Autor: Edgar Zamora Malagón